Matemáticas

 

matemáticas

 

¿Te imaginas una vida sin matemáticas?

A muchos alumnos les gustaría, pero por desgracia para ellos es imposible vivir sin matemáticas.

Piensa por un momento, pero ¡piensa sin números!…¿qué pasaría si estos no existieran?

¿Cómo te has despertado hoy? ¿Es posible una vida sin dinero? ¿Existirían los ordenadores o internet sin el desarrollo de las matemáticas? ¿existirían los coches? ¿y el fútbol? ¿podrías volar en avión sin la existencia de la ingeniería que conlleva tantos cálculos matemáticos?

Ya te vas dando cuenta, ¿verdad? Es imposible vivir sin la madre de las ciencias. Está absolutamente por todas partes.

Es mejor que te gusten las mates, porque vas a convivir con ellas durante el resto de tu vida.

Es indudable que las matemáticas tienen muchos beneficios útiles para nuestra mente. Es muy importante su estudio y su comprensión para conocer mejor el mundo que nos rodea. Además de potenciar y desarrollar tu razonamiento, también te ayudará a tener un pensamiento analítico y a agilizar tu mente.

Aunque no lo creas, las matemáticas se utilizan en los problemas de la vida cotidiana, muchas veces de forma inconsciente. Están presentes en tu vida, no para fastidiarte, sino para hacerte la vida más fácil, para comprender mejor cualquier situación

 

  1. Las matemáticas te enseñan a pensar mejor

Desarrollan tu capacidad de pensamiento. Para encontrar una solución a un problema o situación determinada, tendrás que pensar de forma coherente.

 

  1. Te permiten explicar el funcionamiento de muchas situaciones en la vida cotidiana

Podemos expresar nuestras ideas y pensamientos con claridad y coherencia (y aveces con mucha precisión!). Esto es muy importante y positivo para que todos los demás nos comprendan. Tu forma de ordenar las ideas, de expresarlas correctamente y que te entiendan son de gran valor para tu desarrollo personal.

 

  1. Las matemáticas fomentan la sabiduría

Se aplican a otras muchas ciencias y a nuevas tecnologías y están muy presentes en nuestra vida. Seríamos incapaces de comprender muchos fenómenos de nuestra vida cotidiana sin la ayuda de las matemáticas.

 

  1.  Ayudan a que tengamos un pensamiento analítico.

Este es el que más usamos para plantear, resolver problemas y tomar decisiones. Es nuestro pensamiento por defecto, que se fundamenta en las evidencias, y no en las emociones.

 

  1. La matemática te ayudará a descomponer un problema en sus partes y ver las relaciones que hay entre ellas.

Esto mismo es lo que hacemos cuando queremos resolver un problema matemático: recogemos los datos, vemos las condiciones, observamos las relaciones que guardan y obtenemos (no siempre) una solución racional.