Técnicas de concentración para estudiar

concen.jpg_1572130063

Sin concentración no hay atención y por tanto todo aquello que estemos llevando a cabo en ese momento de desconcentración, no saldrá bien o al menos no todo lo bien que debería, ya sea estudiar un tema para una materia o trabajar corrigiendo exámenes.

La concentración es la capacidad de dirigir la atención voluntariamente en una dirección determinada y poder mantenerla durante el tiempo deseado. Esto puede verse complicado de llevar a cabo cuando a nuestro alrededor tenemos una serie de estímulos que nos llaman la atención provocando así la falta de concentración en la tarea que estábamos desempeñando y por consiguiente un peor rendimiento. Estos estímulos a día de hoy se han visto incrementados por el auge de la tecnología: redes sociales, móvil, ordenador, etc., con los habituales de siempre: ruido exterior, teléfono, etc.

En este artículo se brinda una serie de consejos que pueden ayudar a mejorar tu concentración.

Simplificación de la tarea

Cuando tenemos una tarea compleja por delante, en ocasiones nos agobiamos por no encontrarle una solución o una respuesta fácil que nos ahorre tiempo en su realización. Este tipo de tareas se solucionarán más rápido si las vamos desgranando una a una en pequeñas tareas. Empieza por la más sencilla de esas tareas ya divididas y ve acabando una a una. De esta forma, tu atención se verá enfocada únicamente en ellas.

Eliminando distracciones

Si tu peor problema a la hora de concentrarte son las posibles distracciones que tienes al alcance de tu vista es tan fácil como eliminarlas: retira el movil, ponlo en silencio o en “no molestar” para que únicamente lo más importante te pueda contactar (llamadas básicamente, nada de whatsapp o notificaciones de redes sociales como Facebook o Twitter).

Si por el contrario, lo que más te molesta es la televisión o la radio, es más fácil aún: con sólo apagarlas será más que suficiente. Y si por casualidad, no estás solo en la misma habitación y lo que te molesta son los ruidos o la simple presencia de esa persona, andá a otra habitación con más silencio o quizás una biblioteca o sala de estudio sea lo mejor para ti.

Apartá tus problemas y pensamientos

Todos tenemos problemas y cosas que nos ocupan la mente. Si estás realizando una tarea y en ese momento se acerca a tu pensamiento un problema o algo que te preocupa, sé tajante y proponete a ti mismo/a apartar dicho pensamiento hasta una hora determinada de tu día, y hasta que llegue ese momento, no volver a pensar en este problema o preocupación.

De una en una

Si tus tareas se han acumulado por la razón que sea, deja a un lado la falta de tiempo y agobios, y resuelve una a una. No intentes hacer varias a la vez, porque esto sólo te restará más tiempo y acabarás más tarde que si vas haciendo de a una.

 

Centro de Estudios Metropol te ofrece clases de apoyo y recuperaciones en pleno centro de Sevilla al mejor precio.

Las recuperaciones para primaria, ESO, Bachillerato, así como la preparación de pruebas como la Selectividad o las clases de apoyo para el acceso a ciclos de grado medio o superior centran nuestra especialidad en pleno centro de Sevilla.

Las clases de apoyo y la recuperación de asignaturas en el centro de Sevilla la enfocamos de forma específica para cada alumno elaborando un plan de actuación dependiendo sus necesidades para así lograr los mejores resultados.

Comments are closed.